Come el arcoíris: abraza tu salud con la dieta mediterránea

Por Julie Thomas – Equipo de educación nutricional de Gleaners

            La dieta mediterránea ha ganado popularidad, no sólo por sus deliciosos alimentos sino también por su variedad de beneficios para la salud. Esta dieta es una excelente opción para las personas que buscan un patrón dietético sabroso pero centrado en la salud. 

¿Qué es la Dieta Mediterránea?

           La dieta mediterránea gira en torno a patrones dietéticos inspirados en la comida tradicional de las regiones que rodean el mar Mediterráneo. Este enfoque es más que una dieta; es un cambio de estilo de vida más que una forma restringida de comer. La dieta mediterránea se basa en estos alimentos:

  • Verduras
  • frutas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pescado rico en ácidos grasos omega-3 (atún, salmón, sardinas, arenque)
  • Cereales integrales (pan, pasta, arroz, cereales)
  • Legumbres/frijoles (garbanzos, judías rojas)
  • Nueces y semillas

La dieta mediterránea se centra en alimentos de origen vegetal. Las comidas se basan en verduras, frutas, hierbas, nueces, frijoles y cereales integrales. Un buen enfoque para seguir esta dieta es utilizar la pirámide de la dieta mediterránea como guía fundamental para las elecciones dietéticas. En la base de la pirámide no sólo se encuentra la comida sino también el estilo de vida. Enfatiza la actividad física y la alegría de compartir comidas con otros. Avanzando, la pirámide prioriza abundantes frutas, verduras, cereales integrales, aceite de oliva, frijoles, frutos secos, etc. A continuación, le siguen pescados y mariscos, seguidos por un consumo moderado de aves, huevos, queso y yogur. La cima de la pirámide representa la porción más pequeña de carnes y dulces, que sólo deben consumirse ocasionalmente. Por último, tenemos vino tinto y agua en el lado de la pirámide. Para quienes optan por beber alcohol, el vino tinto es un aspecto tradicional de la dieta mediterránea; sin embargo, sólo debe consumirse en pequeñas cantidades con las comidas. 

¿Por qué la Dieta Mediterránea? 

 La dieta mediterránea ofrece muchos beneficios para la salud en general. Algunos de estos beneficios incluyen:

  • Disminuyendo su riesgo de enfermedad cardiovascular
  • Promover niveles saludables de azúcar en la sangre, presión arterial y colesterol. 
  • Reducir el riesgo de ciertos cánceres.
  • Mantener un peso corporal saludable 
  • Reducir el deterioro de la función cognitiva con el envejecimiento
  • Reducir su riesgo de síndrome metabólico

Fuentes: